Diccionario3-a

Abdomen

“La gente que nos mira dice: `¡Mátala! ¡Mátala! iMátalar. Entonces alguien encuentra una bala más, carga la pistola y me dispara en el estómago. Siento que el interior de mi cuerpo estalla” (Vanessa). Casi la mitad de los sueños registrados que mencionan el abdomen, la panza o el estómago muestran al soñante recibiendo un disparo, como en el ejemplo. Obviamente esto tiene que ver con un tipo particular de herida. Cuando los seres humanos aprendieron a caminar en posición erecta dejaron expuesta la vulnerable parte baja del abdomen. Cuando nos lastiman o nos amenazan tensionamos la zona pelviana y abdominal. Vanessa despierta a causa de una tensión semejante, con la sensación de que su cuerpo estalla en pedazos. Lo opuesto es el sueño de olas de placer que se agitan dentro de nosotros, lo cual nos da un sentido de integración con nuestro interior y con el mundo.

En general el abdomen representa el potencial de nuestros impulsos naturales en plena actividad; anhelo de que nos tengan en brazos; `deseo de darnos. Cuando es herido tendemos a reprimir una expresión ‘social activa o la intimidad de las emociones en la relación con otros. Nuestro abdomen es además nuestra capacidad digestiva tanto física corno psicológica. Los sueños sobre el estómago y el abdomen pueden referirse a algún malestar en los órganos mismos. Podemos no sentirnos capaces de tragar algo que hemos debido encarar en el mundo cotidiano. Vomitar: descarga de sentimientos desagradables resultantes de la ingestión (oír, leer, que nos cuenten, experimentar) de algo desagradable.

En su sueño Vanessa revivía el desastre de Hungerford y la sensación de miedo que creó.

Herida en la panza; sexo; respuesta dolorosa a la relación.

Ver abdomen

Share

Copyright © 1999-2010 Tony Crisp | All rights reserved